El canciller mexicano Marcelo Ebrard anunció la tarde de este lunes 4 de enero la aprobación por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios para el uso de emergencia de la vacuna AstraZeneca contra COVID-19.

«¡Muy buena noticia, la aprobación de emergencia de la vacuna AstraZeneca por parte de COFEPRIS! ¡Con ello se iniciará muy pronto la producción en México!», escribió el funcionario en su cuenta de Twitter.

El pasado 11 de diciembre la misma COFEPRIS dio autorización para el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer.

Aquel día, en la conferencia vespertina sobre contagios de COVID-19, el doctor Hugo López-Gatell informó que concluyó el proceso de evaluación de la vacuna de Pfizer-BioNTech por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios .

En aquel momento México se convirtió en el quinto país en autorizar el uso de la vacuna.
El Reino Unido fue el primer país en permitir el uso de dicha vacuna; ya tiene comprometidas cien millones de dosis del preparado de Oxford/AstraZeneca, que permitirá vacunar a 50 millones de personas, ya que se necesitan dos dosis.

«La aprobación de esta vacuna es un punto de inflexión para la pandemia porque se ha desarrollado deliberadamente para tener un impacto global que incluye a las personas que viven en las regiones más frágiles y pobres del mundo», explicó Helen Fletcher, profesora de inmunología en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Los datos publicados a principios de diciembre en la revista médica The Lancet indicaron que la vacuna es efectiva en un 62% cuando se suministran dos dosis completas de la vacuna, pero que la efectividad asciende al 90% cuando se suministra la mitad de la primera dosis seguida de una completa en la segunda.