CHICAGO (AP) — Se registraron menos muertes dolosas en el primer semestre de 2021 en Chicago comparado con el mismo período del año anterior, al mismo tiempo que aumentaron los tiroteos y el número de personas heridas de bala, según estadísticas difundidas por la policía el jueves.

Entre el 1 de enero y el miércoles se produjeron 332 asesinatos en la ciudad, seis menos que en el primer semestre de 2020. Las dos cifras son mucho más altas que los 246 asesinatos registrados en la primera mitad de 2019.

En las últimas semanas se han producido varios tiroteos y matanzas en Chicago. Estos tiroteos sumados a otros en diversas partes del país en junio hacen temer un pico de la violencia armada en Estados Unidos al comenzar el verano, con la mitigación de las restricciones del coronavirus y la mayor libertad de la gente para reunirse.

Chicago registró 769 asesinatos en 2020. En lo que va del año se han registrado 1.515 tiroteos y 1.880 personas heridas de bala. Los tiroteos y víctimas en el primer semestre de 2020 sumaron 1.377 y 1.656 respectivamente.

La policía dijo que ha incautado más de 5.900 armas de fuego, incluidos 290 fusiles de asalto en lo que va del año.

“Cada arma ilegal que se retira de las calles es en potencia una vida salvada”, dijo el jefe de policía de Chicago, David Brown, en un comunicado.

Una niña de 8 años y una mujer de 30 resultaron heridas y una mujer de 40 años murió en un tiroteo el jueves por la madrugada en una vivienda en el barrio South Side de la ciudad.

Por otra parte, dos jóvenes de 15 años y dos de 18 años resultaron heridos el miércoles por la noche cuando les dispararon desde un auto al pasar en el suroeste de Chicago.