Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) retomaron su llamado para que las personas no salgan de sus casas por las celebraciones de Noche Buena y Navidad como parte de las recomendaciones para evitar una mayor propagación del coronavirus.

“Mientras los casos, hospitalizaciones y muertes continúan en incremento por todo Estados Unidos, la manera más segura de celebrar las festividades de invierno es en la casa con las personas que viven con usted”, indican las nuevas guías divulgadas por la agencia en su página web.

“Encuentros con familiares y amigos que no viven con usted pueden aumentar el riesgo de contraer o esparcir la COVID-19 o el ‘flu’”, agregan desde el sitio en internet de los CDC.

La alerta incluso menciona a estudiantes universitarios que piensan regresar a sus casas con motivo de la fecha.

“Las personas que no están viviendo en una misma unidad, como estudiantes universitarios que regresan de clases a la casa familiar, deben ser considerados como parte de otra casa. Reuniones en persona en las que se juntan parientes o amigos de distintas casas, incluyendo universitarios que regresan a sus viviendas, representan distintos niveles de riesgo”, insistió la agencia adscrita al Departamento de Salud federal.

En caso de que la persona decida juntarse con familiares que no forman parte de su núcleo base a pesar del aviso, los CDC recomiendan tomar las siguientes medidas:

  1. Familiares y amigos deben considerar el número de casos de la COVID-19 en su comunidad y en la que piensan visitar antes de decidir celebrar un junte. Las autoridades locales de salud en cada estado y el rastreador de datos de la COVID -19 de los CDC proveen información en esa línea.
  2. Aeropuertos, estaciones de trenes y transportes públicos, así como garajes de gasolina, y paradas de descanso pueden implicar riesgo de contagio por la exposición del virus en el aire y en las superficies.
  3. Las reuniones en espacios interiores, especialmente lo que carecen de buena ventilación, implican un riesgo mayor para los congregantes.
  4. Los encuentros que duran más tiempo son más riesgosos que los cortos. En ese sentido, los CDC precisan que estar a una distancia de 6 pies con alguien contagiado por un periodo de 15 minutos o más aumenta las probabilidades de infectar con coronavirus, y la persona debe mantener cuarentena tras el contacto.
  5. Las reuniones con mucha gente implican mayor riesgo de contagio. Aunque los CDC no han establecido un número máximo de participantes, lo anterior dependerá del compromiso de los presentes en mantener distanciamiento social, usar mascarillas, lavarse las manos, y seguir las guías de las autoridades locales.
  6. Si el comportamiento previo de los invitados ha demostrado incumplimiento de las reglas anteriores, la posibilidad de infecciones es mayor.
  7. Los CDC además recomiendan no consumir bebidas alcohólicas o drogas, ya que lo anterior altera el juicio y complica la posibilidad de seguir las medidas preventivas.

Las circunstancias bajo las que no se recomienda por ningún motivo que la persona se reúna con familiares y amigos son las siguientes:

  1. Si la persona ya fue diagnosticada con la COVID-19 y no cumple con los criterios de seguridad para juntarse con otros o estar rodeado.
  2. Si la persona presenta síntomas asociados con el coronavirus.
  3. Si la persona espera por los resultados de una prueba para detectar la enfermedad.
  4. Si la persona pudo haber estado expuesto a otra con COVID-19 en los pasados 14 días.
  5. Si la persona pertenece a los grupos vulnerables a enfermarse severamente de contraer el virus.

Para más información sobre el estatus del virus en el país y guías para reducir los contagios, puede visitar directamente el sitio web de los CDC en el siguiente enlace: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/daily-life-coping/holidays.html